Wednesday, December 13, 2006

EL ROCANROL DE LOS IDIOTAS


Yo no tenía ganas de reir,
Tú reías para no llorar;
Yo le guiñaba un ojo a mi nariz,
Tú consolabas a tu soledad.

Yo sin ninguna escoba que vender,
Tú con mil y una noches que olvidar;
A mí no me quería una mujer,
A ti se te moría una ciudad.

Tú habías perdido el último autobús,
A mí me habían hechado de otro bar;
Los mismos alfileres de vudú,
El mismo cuento que termina mal.

Pero quiso el cielo
Bautizar el suelo
Con su gota a gota
Y con champú de arena
Para tu melena
De muñeca rota
Y tu mirada azul
Me dijo a cara o cruz
Y mi alma de tahur
Lo puso a doble o nada.

Y los peces de colores de mis botas
Y tus marchitos zapatitos de tacón
Locos por naufragar
Salieron a bailar
Al ritmo de la lluvia sobre las capotas
El rocanrol de los idiotas.

Yo no venía de ningún país,
Tú ibas camino de cualquier lugar;
Conmigo no contaba el porvenir,
De ti no se acordaba el verbo "amar".
Yo no jugaba para no perder,
Tú hacias trampas para no ganar;
Yo no rezaba para no creer,
Tú no besabas para no soñar.

Y sin equívocos de vodevil
Ni alertas rojas en el corazón
El dios de la tormenta quiso abrir
La caja de los truenos y tronó,
Porque quiso el cielo
Acariciar el suelo
Con su gota a gota
Y con champú de arena
Para tu melena
De muñeca rota.

Qué disparate de
Partida de ajedrez
Con un partenaire
Adicta al jaque mate.

Y tu bolso como un nido de gaviotas
Y mi futuro con pan duro en el cajón
Locos por naufragar
Salieron a bailar
Al ritmo de la lluvia sobre las capotas
El rocanrol de los idiotas.

Capeando el temporal
Salieron a bailar
Como dos locos bajo el chaparrón de notas
Del rocanrol de los idiotas.

El rocanrol,
El rocanrol de los idiotas.
Como tu y como yo.
El rocanrol de los idiotas.

Se marcó la calle
Con aquel detalle
De dejarnos solos.
El rocanrol de los idiotas.

Y por casualidad
Comenzó a tocar
La flauta de bartolo.
El rocanrol de los idiotas.

Go johnny go, go, go.
El rocanrol de los idiotas.
All you need is love.
Y bailar
El rocanrol de los idiotas.

A vam ba baluba balam bam bu.
Tutti frutti.
El rocanrol de los idiotas.
Don't worry.
El rocanrol de los idiotas.

Joaquin Sabina

Saturday, December 09, 2006

AC/DC


You Shook Me All Night Long


Give Me A Big Beat

She was a fast machine
She kept her motor clean
She was the best damn woman I had ever seen
She had the sightless eyes
Telling me no lies
Knockin' me out with those American thighs
Taking more than her share
Had me fighting for air
She told me to come but I was already there

'Cause the walls start shaking
The earth was quaking
My mind was aching
And we were makin it and you -

CHORUS:
Shook me all night long
Yeah you shook me all night long

Working double time
On the seduction line
She was one of a kind, she's just mine all mine
Wanted no applause
Just another cause
Made a meal out of me and come back for more
Had to cool me down
To take another round
Now I'm back in the ring to take another swing

'Cause the walls were shaking
The earth was quaking
My mind was aching
And we were makin it and you -

CHORUS

And knocked me out and then you
Shook me all night long
You had me shakin' and you
Shook me all night long
Yeah you shook me
Well you took me

You really took me and you
Shook me all night long
Ooooh you
Shook me all night long
Yeah, yeah, you
Shook me all night long

Your really took me and you
Yeah you shook me, yeah you shook me
All night long

Saturday, November 25, 2006

Llueve Sobre Mojado


Hay una lágrima en el fondo del río

de los desesperados,
Adán y Eva no se adaptan al frío
llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
ya no sabe a pecado,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.

Al asesino de la cola del cine
El Padrino Dos le ha decepcionado,
Los violadores huyen de los jardines,
Llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
sueños equivocados,
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.

Y después de llover,
Un relámpago va
deshaciendo la oscuridad
con besos, que antes de nacer,
morirán.

Ayer Julieta denunciaba a Romeo,
Por malos tratos, en el juzgado,
cuando se acuestan la razón y el deseo
llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
cosas de enamorados,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.

La última guerra fue con mando a distancia,
el dormitorio era un vagón de soldados
por más que llueva y valga la redundancia,
llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
uno y uno son demasiados,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.

Y, al final, sale un sol
incapaz de curar
las heridas de la ciudad,
Y se acostumbra el corazón
a olvidar.

Dormir contigo es estar solo dos veces,
es la soledad al cuadrado,
todos los sábados son martes y trece,
todo el año llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
cada cual por su lado,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado

Y colorín colorado,
este cuento se ha terminado.

Sabina Joaquin, Paez Fito

Thursday, August 10, 2006

Sunday, July 30, 2006

Tuesday, June 20, 2006

09 Fito Páez - Los restos de nuestro amor

Wednesday, June 14, 2006

CONTIGO (CARPE DIEM...)

Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena del sofá;
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.

Yo no quiero vecinas con pucheros;
yo no quiero sembrar ni compartir;
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.

Yo no quiero cargar con tus maletas;
yo no quiero que elijas mi champú;
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.

Yo no quiero domingos por la tarde;
yo no quiero columpio en el jardín;
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes;
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.

Yo no quiero calor de invernadero;
yo no quiero besar tu cicatriz;
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin tí.

No me esperes a las doce en el juzgado;
no me digas "volvamos a empezar";
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.

Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
yo no quiero contigo ni sin tí;
lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

SABINA

Friday, June 02, 2006

No me arrepiento de este amor


No me arrepiento de este amor
Aunque me cueste el corazón,
Amar es un milagro y yo te amé
Como nunca jamás imaginé.

Tiendo a arrancarme de tu piel,
De tu mirada, de tu ser,
Yo siento que la vida se nos va,
Y que el día de hoy no vuelve más.

Después de cerrar la puerta
Nuestra cama espera abierta
La locura apasionada del amor,
Y entre un te quiero y te quiero,
Vamos remontando al cielo,
Y no puedo arrepentirme de este amor.

Gilda

Saturday, May 27, 2006

Thursday, May 11, 2006

I PUT A SPELL ON YOU



Powered by Castpost

Sabina, 40 orsett terrace


Me levanto, bostezo, vivo, almuerzo,

me lavo, silbo , invento, disimulo,
salgo a la calle, fumo, estoy contento,
busco piso, hago gárgaras, calculo,
me emborracho, trasnocho, llego tarde,
duermo de lado, hablo conmigo, lloro,
leo un libro, envejezco, voy al baile,
sudo tinta, suspiro, me enamoro,
llueve, me abrazan, no doy pie con bola,
anochece, me compro una camisa,
este verso no pega ni con cola,
de consejos me rasco, tengo prisa.
Tengo granos, discuto, me equivoco,
busco a tientas, no encuentro, me fatigo,
me olvido de quien soy, me vuelvo loco,
hace frío, amanece, sumo y sigo,
escupo, voy al cine, me cabreo,
escribo, me suicido, resucito,
afirmo, niego, grito, dudo, creo,
odio, amo, acaricio, necesito,
te recuerdo, te busco, te maldigo,
digo tu nombre a voces, no te veo,
te amo, ya no se lo que me digo
te deseo, te deseo, te deseo,
te deseo.

Wednesday, May 03, 2006

When a man loves a woman (audio) - La interpretación de Bette Midler



Esta es una de las versiones que más me gustan de la memorable canción de Percy Sledge:




Powered by Castpost

Saturday, April 29, 2006

CALLEJEROS


Creo que con una canción

la tristeza es más hermosa.
Creo que con una palabra
puedo decir mil cosas.
Pero no creo en el circo
de la información.
Todo decanta en tu amor
y en mi dolor.
Creo que es mejor morir de pie
que vivir de rodillas.
Creo que hoy el viento me alcanzó
el dolor de tu mejilla.
Creo en mi guitarra, creo en el sol
(si me cura las heridas),
creo en tu voz.
Creo en la vida, en la noche
en tu alma y no creo en todo lo demás.
Creo en tu estrella,
en aquella que busco en mi sueño mejor
para poder luchar.
Creo en esas tarde que viví
jugando a la pelota.
Creo que educar es compartir
y el silencio no es mi idioma.
Creo en tu sonrisa,
creo en mí si te veo hoy
y me pedís que no me rinda,
sigo por vos.
Creo en la lluvia cuando cambia
el olor de mi tierra.
Creo en el mar cuando amanece
abrazándose a las piedras.
Creo en los jazmines
que un dios me bajó esa vez,
para poder conocerte como mujer.

Thursday, April 27, 2006

Mil lágrimas


Ignoran mis ojos tu presencia


mas… vives en mí.

Te saludo con mil lágrimas de pena

y una vida sin vivir.

Pensando en ti, habibi

Pensando en ti, habibi

Tu pelo, jazmín de ensueño…

Mi soledad.

Tu boca, laúd de fuego…

Mi cautividad.

Pensando en ti, habibi

Pensando en ti, habibi


Letra y música: Pedro A. Burruezo

Wednesday, April 26, 2006

I put a spell on you



I put a spell on you
’cause you’re mine

You better stop the things you do
I ain’t lyin’
No I ain’t lyin’

You know I can’t stand it
You’re runnin’ around
You know better daddy
I can’t stand it cause you put me down

I put a spell on you
Because you’re mine
You’re mine

I love ya
I love you
I love you
I love you anyhow
And I don’t care
If you don’t want me
I’m yours right now

You hear me
I put a spell on you
Because you’re mine

Screamin' Jay Hawkins

(Qué versión? Nina Simone, Joe Cocker, Hawkins, la primera, Hawkins, la baneada de radios... Cuál? No lo sé. Todas. O la que escuché disfrutando, una vez más, Stranger than Paradise -1979. Sí, Jarmusch. Sí, Jalacy Hawkins antes de los dorados sixties... -sigh. Aggiornados variopintos, enjoy it en Just like Heaven. Why not?)

Tuesday, April 25, 2006

Sólo por miedo


Qué bonito es el miedo cuando es sincero.


Qué brillante el futuro cuando es oscuro.

Qué exquisito el delito cuando lo grito.

Cuando lo grito.



Una vida más tarde comprenderemos

Que la vida perdimos…

sólo por miedo.

Qué belleza la vida cuando se olvida.


Que profunda la herida si está dormida.

Qué segura una barca a la deriva.

A la deriva.



Una vida más tarde comprenderemos

Que la vida perdimos…

sólo por miedo.





¿De qué sirve la calma si no me salva ?


¿Cuánto vale mi alma si no cabalga ?

¿Dónde va la esperanza si no me alcanza ?

Si no me alcanza.

Saturday, April 22, 2006

Triste canción de amor


Ella existió solo en un sueño

y él es el poema que el poeta nunca escribió.
Y en la eternidad los dos
unieron sus almas para darle vida
a esta triste canción de amor.

Él es como el mar
y ella como la luna
y en las noches de luna llena hacen el amor.
Y en la eternidad los dos
unieron sus almas para darle vida
a esta triste canción de amor.

Él es como un dios y ella como una virgen
y los dioses les enseñaron a pecar.
Y en la eternidad los dos
unieron sus almas para darle vida
a esta triste canción de amor.

La Renga

Si pudiera


Ay si pudiera mi amor

encontrarte otra vez en el lugar de siempre a la hora de siempre.
Tal vez, me entenderías, lo se...
Ay si pudiera, tal vez, encontrarte otra vez
y contarte las cosas que un día calle por el bien de ambos,¿sabes?
Si pudiera mi amor explicarte el porqué
fui sólo esa noche a donde ambos solíamos ir.
¿Sabes dónde estoy? ¿Dónde estoy ahora? Tal vez...
(Sabes amor, a veces no todo es eterno como mi amor por ti.
Tenia un presentimiento y.. te mentí.
Yo tenía un pacto y debia cumplir, y no queria involucrarte ni llevarte.
No me escapé de tí, estoy tras las rejas, y ellas, ellas me separan de ti.

Fun People

Friday, April 21, 2006

KAVAFIS


En parte por aclarar una época,

en parte por pasar el tiempo,
ayer noche tomé para leer
una colección de inscripciones ptolemaicas.
Los elogios abundantes y lisonjas
son parecidos para todos. Todos son magníficos,
gloriosos, poderosos, benefactores;
cada una de sus acciones, sapientísima.
Si es de las mujeres de la familia, todas
ellas, las Berenices y las Cleopatras, maravillosas.

Cuando acabé de ilustrarme de la época,
habría dejado el libro si una pequeña mención,
insignificante, al rey Cesarión
no hubiese llamado de inmediato mi atención...

¡Ah, estás ahí! Llegaste con tu encanto
indefinido. Pocas líneas solamente
se encuentran en la historia sobre ti,
y, por eso, con más libertad te he modelado en mi imaginación,
te he modelado bello y sensual.
Mi arte confiere a tu rostro
la belleza atractiva de un sueño.
Y con tanta intensidad te he imaginado,
que ayer, bien entrada la noche, cuando se apagó
mi lámpara – adrede dejé que se apagara –
creí que entrabas en mi alcoba,
me pareció que estabas ante mí, tal como estarías
en la recién conquistada Alejandría,
pálido y cansado, ideal en tu pesar,
esperando aún la piedad
de los miserables – que murmuraban "demasiados Césares".

Thursday, April 20, 2006

Shape of My Heart


He deals the cards as a meditation
And those he plays never suspect
He doesn’t play for the money he wins

He doesn’t play for the respect
He deals the cards to find the answer
The sacred geometry of chance
The hidden law of probable outcome
The numbers lead a dance

I know that the spades are the swords of a soldier
I know that the clubs are weapons of war
I know that diamonds mean money for this art
But that’s not the shape of my heart

He may play the jack of diamonds
He may lay the queen of spades
He may conceal a king in his hand
While the memory of it fades

I know that the spades are the swords of a soldier
I know that the clubs are weapons of war
I know that diamonds mean money for this art
But that’s not the shape of my heart
That’s not the shape, the shape of my heart

And if I told you that I loved you
You’d maybe think there’s something wrong
I’m not a man of too many faces
The mask I wear is one
Those who speak know nothing
And find out to their cost
Like those who curse their luck in too many places
And those who smile are lost

I know that the spades are the swords of a soldier
I know that the clubs are weapons of war
I know that diamonds mean money for this art
But that’s not the shape of my heart
That’s not the shape of my heart

Sting

Wednesday, April 19, 2006

Persiana americana


Te prefiero, fuera de foco

inalcanzable de...
yo te prefiero, irreversible
casi intocable de...
tus ropas caen
lentamente
soy un espía, un espectador
y el ventilador desgarrándote
sé que te excita pensar
hasta donde llegaré
es difícil de creer
creo que nunca lo podré saber
solo así, yo te veré
a través de mi persiana americana

es una condena agradable
el instante previo
tú los colocaste
me necesitas
más que un deseo
estamos al borde
de la cornisa
casi a punto de caer
no sientes miedo
sigues sonriendo
sé que te excita pensar
hasta donde llegaré
difícil de creer
creo que nunca lo podré saber
solo así, yo te veré
a través de mi persiana americana

tus ropas caen lentamente
soy un espía, un espectador
y el ventilador, desgarrándote
sé que te excita pensar
hasta donde llegaré
es difícil de creer
creo que nunca lo podré saber
solo así, yo te veré
a traves de mi persiana americana
lo que pueda suceder
tú no te esfuerzas para comprender
solo así, yo te veré
a través de mi persiana americana
difícil de creer
creo que nunca lo podré saber
solo así, yo te veré
a través de mi persiana americana
difícil..
difícil de creer
creo que nunca lo podré saber
solo así yo te veré
a través...
de mi persiana americana



Cerati-Daffunchio

La leyenda del hada y el mago


Cuentan la historia de un mago

que un día en su bosque encantado lloró
porque a pesar de su magia
no había podido encontrar el amor.

La luna, su única amiga
le daba fuerzas para soportar
todo el dolor que sentía
por culpa de su tan larga soledad.

Es que él sabía muy bien que en su existir
nunca debía salr de su destino.
Si alguien te tiene que hablar,
ya lo sabrás
sólo tendrás que saber reconocerlo.

Fue en una tarde que el mago
paseando en el bosque la vista cruzó
con la más dulce mirada
que en toda su vida jamás conoció.

Desde ese mismo momento
el hada y el mago quisieron estar
solos los dos en el bosque
amándose siempre y en todo lugar.

Y el mal que siempre existió, no soportó
ver tanta felicidad entre dos seres.
Y con su odio atacó
hasta que el hada cayó
en ese sueño fatal de los seres.

En su castillo pasaba las noches
el mago buscando el poder
que devolciera su hada
su amor su mirada tan dulce de ayer.

Y no paró desde entonces
buscando la forma de recuperar
a la mujer que aquél día
en medio del bosque por fin pudo amar.

Y hoy sabe que es el amor
y que tendrá fuerzas para soportar aquel conjuro
sabe que un día verá su dulce hada llegar
y para siempre con él se quedará.

Rata Blanca

Los Enanitos Verdes


La muralla verde

Estoy parado sobre la muralla que divide
todo lo que fué de lo que será.
Estoy mirando como aquellas viejas ilusiones
pasando la muralla se hacen realidad.

Pero como el amor de ayer,
pero como el amor de ayer,
vuelve a desaparecer,
desaparecer...

Estoy parado sobre la muralla que divide
todo lo que amé de lo que amaré.
Estoy mirando como mis heridas se cerraron
y como se desangra un nuevo corazón.

Pero como el amor de ayer,
pero como el amor de ayer,
vuelve a desaparecer,
desaparecer...

Estoy parado sobre la muralla que divide
todo lo que fue de lo que será.
Estoy mirando como aquella vieja psicodelia
estoy fijándome como viene y va.

Pero como el amor de ayer,
pero como el amor de ayer,
vuelve a desaparecer,
desaparecer.

Sunday, April 16, 2006

No hay nada más difícil



Extraño más que nunca
Y no se qué hacer
Despierto y te recuerdo al amanecer
Espero otro día por vivir sin tí
El espejo no miente te veo tan diferente
Me haces falta tú

La genta pasa y pasa
Siempre tan igual
El ritmo de la vida me parece mal
Era tan diferente cuando estabas tú
Sí que era diferente cuando estabas tú......


No hay nada mas difícil que vivir sin tí
Sufriendo en la espera de verte llegar,
El fíio de mi cuerpo pregunta por tí
Y no sé donde estás,
Si no te hubieras ido sería tan feliz...



(Viendo, una vez más, "Y tu mamá también.. :)

Marco Antonio Solís

Saturday, April 15, 2006

I LOVE YOU (I LOVE YOU NO LESS)

I love you
oh, yes I love you
I love you no less
oh my love...
as the indecisive wave I go,
I go, I go and I come
inside of you
and I
hold on – I love you I love you
oh, yes I love you !
I love you no less
oh my love …
you are the wave, I'm the naked island
you go and you come
inside of me
and I
rejoin you – I love you I love you
I love you no less
oh, my love …
as the indecisive wave
I go I go and I come
inside of you
and I
hold on
you go and you come
inside of me
you go and you come
inside of me
and I
rejoin you – I love you I love you
oh, yes I love you !
I love you no less
oh my love …
physical love is without end
I go and I come
inside of you
I go and I come
and I hold on
no ! now
Come !

Gainsbourg (versión en inglés de Je t'aime... Moi non plus -
Sorry, Serge...Pardon, your beautiful French, you know...)

La Recette De L'amour Fou



Dans un boudoir introduisez un cœur bien tendre

Sur canapé laissez s’asseoir et se détendre
Versez une larme de porto
Et puis mettez-vous au piano
Jouez Chopin
Avec dédain
Égrenez vos accords
Et s’il s’endort
Alors là, jetez-le dehors

Le second soir faites revenir ce cœur bien tendre
Faites mijoter trois bons quarts d’heure à vous attendre
Et s’il n’est pas encore parti
Soyez-en sûr c’est qu’il est cuit
Sans vous trahir
Laissez frémir
Faites attendre encore
Et s’il s’endort
Alors là, jetez-le dehors

Le lendemain il ne tient qu’à vous d’être tendre
Tamisez toutes les lumières et sans attendre
Jouez la farce du grand amour
Dites « jamais » dites « toujours »
Et consommez
Sur canapé
Mais après les transports
Ah ! s’il s’endort
Alors là, foutez-le dehors.

Serge Gainsbourg

GAINSBOURG



I'm the boy, that can enjoy invisibility
I'm the boy, le gar? qui a le don d'invisibilit?Ombre parmi les ombres des nocturnes torrides,
Je me perds dans mon ombre pour atteindre au sordide
I'm the boy, that can enjoy invisibility
I'm the boy, le gar? qui a le don d'invisibilit?Masque parmi les masques, tragique ou d'amertune,
Le cuir noir et les casques, scintillant sous la lune,
I'm the boy, that can enjoy invisibility
I'm the boy, le gar? qui a le don d'invisibilit?Ame parmi les ames, febriles dans leur angoisse,
Lorsque brille lame ou un regard salace
I'm the boy, that can enjoy invisibility
I'm the boy, le gar? qui a le don d'invisibilit?I'm the boy, that can enjoy invisibility
I'm the boy, le gar? qui a le don d'invisibilit?Homme parmi les hommes, dans le noir ou l'ivoire,
Recherchant les symptomes d'orgasmes illusoires,
I'm the boy, that can enjoy invisibility
I'm the boy, le gar? qui a le don d'invisibilit?Putain parmi les putes, j'enfonce dans la fange,
Ou s'etreignent les brutes et se saignent les anges,
I'm the boy, that can enjoy invisibility
I'm the boy, le gar? qui a le don d'invisibilit?I'm the boy, that can enjoy invisibility
I'm the boy, le gar? qui a le don d'invisibilit?

Je T'aime... Moi Non Plus

-

Je t’aime je t’aime
Oh oui je t’aime
- Moi non plus
- Oh mon amour
- Comme la vague irrésolue
Je vais, je vais et je viens
Entre tes reins
Je vais et je viens
Entre tes reins
Et je me retiens

- Je t’aime je t’aime
Oh oui je t’aime
- Moi non plus
- Oh mon amour
Tu es la vague, moi l’île nue
Tu vas, tu vas et tu viens
Entre mes reins
Tu vas et tu viens
Entre mes reins
Et je te rejoins

- Je t’aime je t’aime
Oh oui je t’aime
- Moi non plus
- Oh mon amour
- L’amour physique est sans issue
Je vais je vais et je viens
Entre tes reins
Je vais et je viens
Je me retiens
- Non ! maintenant viens...





Serge Gainsbourg

Tuesday, April 11, 2006

De ELECTRIFICAR RUSIA





I

Tu sexo, una molécula de arroz.

Me desplumás.
Usás tics del vello.

Con vos no soy paciente.
Volás como Juliette Binoche.
Sos el cielo.

Caminás y no me ves.

No hice nada de mi vida. Sólo escribirte.

Ver el bretel, los rostros, los olvidos,
el resto de café que borra el aire.

La muerte se parece a que no esté tu bretel.

La soledad de papá no se parece a nada.

Omóplato donde mi juventud se humedeció.

Bretel, arder, querer.

El árbol se te parece.
La soledad del campo
tiene papel macé, tapitas, envases de leche.
Árboles donde los vecinos tenían voces
y el alma iba y venía del tren.


II


En la pieza hay humedad.

Venís del baño y preguntás
dónde están los cigarrillos.
El espejo fuma.

Buscás y ves tu espalda.
Tu hombro dorado por la luz
que nada alumbra en los hoteles.

Lo tenés a Chandler, a Copi.
Tenés videos de Queen pero pedís el poema.

No lo sé.
Te miro bailar y el cuarto se agranda.

¿Estamos en Londres?
¿Jugamos al bowling en San Pedro?
¿Vamos a la Fiesta de la Flor?

Bailás y reís.

¿Llegamos a Amsterdam
o el hotel se parece al de Marsella?

Escribo lo que te duele.

SERGIO KISIELEWSKY

Sugar Tampaxxx



You make me wanna die



I've always wanted to be blond
wear a crown upon my head,...walk to you
keep my head so high, my head held high
but you push me down and you put me down, and it makes me wanna run
and you are inside of me and i guess you'll always be
you make me feel ugly
you make me feel bad
you make me feel so unlucky
you make me feel like you
you make me feel like you
you make me feel like you
I dont wanna be you

And you make me wanna die

One, two, three, oh...
I've always wanted to be god
and live upon a hill oh and just fuck with everyone
I've wanted fuck with Johnny, and i've wanted fuck with Billy
I've wanted forget your face, i've seen it in the darker of my days
oh you look like my mother, and you look like my husband
oh baby sometimes you look like me, oh angel sometimes you look like me
I don't wanna be me!!!

And you make me wanna die

Friday, March 31, 2006

Madame Ivonne




Mademoiselle Ivonne era una pebeta

en el barrio posta del viejo Montmartre.
Con su pinta brava de alegre griseta
animó las fiestas de Les Quatre Arts.
Era la papusa del Barrio Latino
que supo a los puntos del verso inspirar,
pero fue que un día llegó un argentino
y a la francesita la hizo suspirar.

Madame Ivonne,
la Cruz del Sur fue como un sino;
Madame Ivonne,
fue como el sino de tu suerte...
Alondra gris,
tu dolor me conmueve,
tu pena es de nieve,
Madame Ivonne...

Han pasado diez años que zarpó de Francia,
Madmoiselle Ivonne hoy es sólo "Madame",
la que al ver que todo quedó en la distancia
con ojos muy tristes bebe su champán...
Ya no es la papusa del Barrio Latino;
ya no es la mistonga florcita de lis...
Ya nada le queda de aquel argentino
que entre tango y mate la alzó de París....

Lyrics: Enrique Cadícamo
Music: Eduardo Gregorio
1937

Saqueado de donde nacen las tormentas



Soneto de la Zubia


Tú me abandonarás en primavera,
cuando sangre la dicha en los granados
y el secadero, de ojos asombrados,
presienta la cosecha venidera.

Creerá el olivo de la carretera
ya en su rama los frutos verdeados.
Verterá por maizales y sembrados
el milagro su alegre revolera.

Tú me abandonarás, y tan labriega
clareará la tarde en el Ejido,
que pensaré: "es el día lo que llega".

Tú me abandonarás sin hacer ruido,
mientras mi corazón salpica y juega
sin darse cuenta de que ya te has ido.

Antonio Gala

Sunday, March 26, 2006

Sur


San Juan y Boedo antiguo, y todo el cielo,

Pompeya y más allá la inundación;
tu melena de novia en el recuerdo
y tu nombre flotando en el adiós.
La esquina del herrero, barro y pampa,
tu casa, tu vereda y el zanjón,
y un perfume de yuyos y de alfalfa
que me llena de nuevo el corazón.

Sur,
paredón, y después,
sur,
una luz de almacén.
Ya nunca me verás com me vieras
recostado en la vereda,
esperandote.
Ya nunca alumbraré con las estrellas
nuestra marcha sin querellas
por las calles de Pompeya.
Las calles y la luna suburbana
y mi amor y tu ventana
todo ha muerto. Ya lo sé.

San Juan y Boedo antiguo, cielo perdido,
Pompeya, y al llegar al terraplén,
tus veinte años temblando de cariño
bajo el beso que entonces te robé.
Nostalgias de las cosas que han pasado,
arena que la vida se llevó,
pesadumbre del barrio que ha cambiado
y amargura del sueño que murió.

Sur,
paredón, y después,
sur,
una luz de almacén.
Ya nunca me verás com me vieras
recostado en la vereda,
esperandote.
Ya nunca alumbraré con las estrellas
nuestra marcha sin querellas
por las calles de Pompeya.
Las calles y la luna suburbana
y mi amor y tu ventana
todo ha muerto. Ya lo sé.

Letra: Homero Manzi
Música: Aníbal Troilo

Tuesday, March 21, 2006

Diosa






Dos noches secuestradas,

por el plácido disco de tus pupilas,

y un amanecer se ha estancado

En tu frente, en tus mejillas



Unos labios dibujados

Por una mano que no existe

Donde arden los suspiros

Y se detiene un verso triste



Quien fuera el ciego hechicero

El hábil artesano de tu sonrisa

El viajero de tus caminos

El motivo de tus prisas



Quien adorar pudiera

A ese aire que te contiene

A esa luz que te persigue

A ese ángel que te sostiene



Qué sendero verdeazulado

Qué estela del mar ha sido

La que a tus pies se ha abierto

Y ha marcado tu camino



Y el tiempo, al fin se te entrega

Se abre para ti en sacrificio

Y designa en tu limpia frente

La estrella dorada de los siglos



Alzas los brazos al cielo

Y muerdes los corazones

Como una diosa perfecta

Como la dueña de mis pasiones.




Stglno

Friday, March 17, 2006

Nube negra


Cuando busco el verano en un sueño vacío,

cuando te quema el frío si me coges la mano,
cuando la luz cansada tiene sombras de ayer,
cuando el amanecer es otra noche helada,

cuando juego mi muerte al verso que no escribo,
cuando sólo recibo noticias de la muerte,
cuando corta la espada de lo que ya no existe,
cuando deshojo el triste racimo de la nada.

Sólo puedo pedirte que me esperes
al otro lado de la nube negra,
allá donde no quedan mercaderes
que venden soledades de ginebra.

Al otro lado de los pagones,
al otro lado de la luna en quiebra,
allá donde se escriben las canciones
con humo blanco de la nube negra.

Cuando siento piedad por sentir lo que siento,
cuando no sopla el viento en ninguna ciudad,
cuando ya no se ama ni lo que se celebra,
cuando la nube negra se acomoda en mi cama,

cuando despierto y voto por el miedo de hoy,
cuando soy lo que soy en un espejo roto,
cuando cierro la casa porque me siento herido,
cuando es tiempo perdido preguntarme qué pasa.

Sólo puedo pedirte que me esperes
al otro lado de la nube negra,
allá donde no quedan mercaderes
que venden soledades de ginebra.

Al otro lado de los pagones,
al otro lado de la luna en quiebra,
allá donde se escriben las canciones
con humo blanco de la nube negra.

Luis García Montero, a partir de una idea de Sabina
Música: Joaquín Sabina, Pancho Varona y Antonio García de Diego

MARZO



Siento en mi algo extraño,
el cansancio de esperar me dejó sin nada al fin.
Y al caer tan profundo
sólo queda al respirar el recuerdo del ayer.

¿Qué puedo hacer si en la soledad
el silencio es la última verdad?
Cada paso es un adios,
cada segundo es el final.
¿Quién cree en mi?
¿Quién piensa en mi?


bailando solo
sin una señal de fe.
No hay ni modo
si dejaste de creer en mi.

Siento en mi la cenizas revivir, revivir.
En la soledad me pregunté:
¿Quién cree en mi ?
¿Quién piensa en mi?

Cuentos Borgeanos

Tuesday, March 14, 2006

¿Sabes?





¿Sabes acaso, que un precario sonido de tu voz

bastaría para dispersarme entero entre los vientos?

¿Puedes dormir sin pensarme, aún sabiendo que eres

la primera palabra, que mi boca entona cuando despierto?.



Y te ríes orgullosa mientras te cambias de camisa.

Y te afanas diáfana en la gloria hermética de los espejos.

Y rubricas con el carmín perfumado de tus finos labios,

sobre la fría piel de plata que retiene tu reflejo.



A mí me faltan amuletos para acercarme,

a esas mesetas extrañas donde se expanden tus bellos ojos;

a esa piel que reluce a la luz del día y de las aguas,

Igual que el ala de oro de un ángel que hubiese muerto.



Mano sobre mano espera el verso en la garganta,

denodado estremecedor de tus caros artilugios.

Demoledor cotidiano de la pálida escarcha de la costumbre.

Mágico sonido de los absurdos silencios de los mudos.



Quiero ser del preciso cirujano, el aguijón certero,

que apenas toca tu piel y sin embargo te envenena,

Haciendo que fluya en los cauces lentos de tu cuello

El mismo veneno que inunda el río inquebrantable de mis venas



Stglno.

Poema de mi corazón


Recuerdo el momento en que te vi
Sabía que eras todo para mí
Juré cuidarte hasta poder ver
El cambio de una niña a mujer
Nacía una vida en mi interior
Sin pena ni tristeza ni dolor
Pero esta vida muchas vueltas da
No puedo remediar seguir mirando hacia atrás

Escucha el poema de mi corazón
Los sentimientos que acompañan mi canción
Quisiera estar cerca de ti
Para intentar poder decir
Mi vida ya no es sin ti
Cariño vuelve junto a mí
Son tantos años que me quise preparar
Para el momento en que te echaras a volar
Ahora que no estás aquí
Me ha tocado el sufrir
Que duro es reconocer
No nos pudimos entender

Recuerdo siempre la primera vez
Nuestros cuerpos se fundieron en amor
Jamás olvidaré esa sensación
Temblando, dominados por pasión
Mata el tener que aceptar
Que otro pueda ser mejor de lo que haya sido yo
De su forma de abrazar y sus caricias al besar
Mejor de lo que hubiera conseguido yo para ti

Escucha el poema de mi corazón
Los sentimientos que acompañan mi canción
Estoy sufriendo por tu amor
Ya nada tiene su color
Yo no me quise equivocar
Pero tuviste que marchar
Quizás más tarde nos volvamos a encontrar
Y nuestro sueño lo podamos realizar
Pero no puedo esperar
Tampoco quiero arriesgar
Tú intención no era dañar
Pero tu sabes que me acabas de matar

Escucha el poema de mi corazón
Los sentimientos que acompañan mi canción
Estoy sufriendo por tu amor
Ya nada tiene su color
Yo no me quise equivocar
Pero tuviste que marchar
Quizás más tarde nos volvamos a encontrar
Y nuestro sueño lo podamos realizar
Pero no puedo esperar
Tampoco quiero arriesgar
Tú intención no era dañar
Pero tu sabes que me acabas de matar

Escucha el poema de mi corazón
Los sentimientos que acompañan mi canción
Quisiera estar cerca de ti
Para intentar poder decir
Mi vida ya no es sin ti
Cariño vuelve junto a mí
Son tantos años que me quise preparar
Para el momento en que te echaras a volar
Ahora que no estás aquí
Me ha tocado el sufrir
Que duro es reconocer
No nos pudimos entender

Malú

Saturday, March 11, 2006

Yendo de la cama al living



Podés pasear en limousine,
podés cortar las flores del jardín
podés cambiar el sol y esconderte
si no quieres verme

Podés ver amanecer
con caviar desde un hotel,
y no tenés un poquito de amor
para dar.

Yendo de la cama al living
sientes el encierro
Yendo de la cama al living

Podés saltar de un trampolín,
batir un record en patín,
podés hacer un gol
y podés llevar tu nombre al cielo.

Podés ser un gran campeón,
jugar en la selección
y no tienes un poquito de amor
para dar.

Yendo de la cama al living
sientes el encierro
Yendo de la cama al living

Oh, no, no, no,
no hay ninguna vibración;
aunque vivas en mundos de cine,
no hay señales de algo que vive en mí.

Charly Garcia

Monday, March 06, 2006

Ella está loca


Ella está loca /y grita por las noches,

y sus amigos le dicen que todo está bien,/
y entonces llora/y grita por las noches,
cuando parece que se duerme/grita otra vez.
Sola empezó a sentirse, /y comenzó a gritar,
sus ojos se hincharon,/
no se pudo controlar.
Comenzó gritando/cuando lo necesitaba,
pero en vez de ayudarla/todos se alejaban.
Y siguió gritando,/y gritó más fuerte, /ahora ella está loca/y espera su muerte.
La gente no la ayuda,/y encima la molesta,/por que hay gente tan puta,/
si poco a ella le queda.

Hoy la vi limpiando /su triste vereda/
y me quedé pensando/en su pobre corazón.

Ella podrá estar loca/y vivir en su delirio,/
porque nada más tiene/ que un amor perdido.
Vive delirando /y hablando fantasías /
diciendo que la acusan/con falsa tecnología.
La gente no la ayuda,/y encima la molesta,/
por que hay gente tan puta,/si poco a ella le queda.
Hoy la vi limpiando /su triste vereda/
y me quedé pensando/en su pobre corazón.


Embajada Boliviana

Saturday, March 04, 2006

Chau corazón


¿Dónde vas? ¿adónde estas?

Que te busco y no te puedo hallar
Sigo preocupándome
No lo puedo entender.

Te busque, quise hablar
Me acerque y no latía mas
Otra vez dejándome
Sin palabras me quedé

Chau corazón, te digo adiós
No quiero estar por siempre esperando
Hola mi amor, chau corazón
El mundo es un lugar tan extraño
Y solo estoy, corazón

¿Quién vendrá a terminar
Tantos siglos de soledad?
En todos lados te busque
Sin personas me quede.

Esta noche yo te vine a buscar
Porque tu lugar nadie puede ocupar
Nada va volver a ser igual
Te voy a extrañar.

Villanos

Friday, March 03, 2006

Neruda


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: " La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos".

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

Caballo de cartón


Cada mañana bostezas, amenazas al despertador

y te levantas gruñendo cuando todavía duerme el sol,
mínima tregua en el bar, café con dos de azúcar y croissant,
el metro huele a podrido, carne de cañón y soledad.
Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal,
¿Dónde queda tu oficina para irte a buscar?
Cuando la ciudad pinte sus labios de neón
subirás en mi caballo de cartón.
Me podrán robar tus días… tus noches no.
Que buena estás corazón, cuando pasas grita el albañil
el obseso del vagón se toca mientras piensa en tí,
la voz de tu jefe brama “estas no son horas de llegar”
mientras tus manos archivan tu mente empieza a navegar.
Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal,
¿Dónde queda tu oficina para irte a buscar?
Cuando la ciudad pinte sus labios de neón
subirás en mi caballo de cartón.
Me podrán robar tus días… tus noches no.
Ambiguas horas que mezclan al borracho y al madrugador,
danza de trajes sin cuerpo al obsceno ritmo del vagón,
hace siglos que pensaron: “las cosas mañana irán mejor”
es pronto para el deseo y muy tarde para el amor.
Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal,
¿Dónde queda tu oficina para irte a buscar?
Cuando la ciudad pinte sus labios de neón
subirás en mi caballo de cartón.
Me podrán robar tus días… tus noches no.



Joaquín Sabina

Wednesday, March 01, 2006

Llame ya!


No fui hecho para estos tiempos de hoy

No me siento para nada actual
Quiero estar ahilado de este mundo
Y escaparme a otra realidad

Esto es una emergencia
Solo espero que alguien
Me pueda ayudar y ya no estar más
(Estoy de oferta llame ya.)

No me corte si ya no te sirvo más
Que no encajo en el mundo real
Tal expuesto ante tantos ojos
Que no me dejan de monitorear

Atención todo el mundo alentar
Solo espero que alguien
Me pueda ayudar y ya no estar más

Por que este mundo
Parece que estoy de más
Me estoy rematando
Y nadie me viene a buscar

Llame ya, llame ya por favor
Y lleve a su casa mi amor.


Villanos

Wednesday, February 22, 2006

DE CIEN SONETOS DE AMOR


LXXIX



De noche, amada, amarra tu corazón al mío
y que ellos en el sueño derroten las tinieblas
como un doble tambor combatiendo en el bosque
contra el espeso muro de las hojas mojadas.

Nocturna travesía, brasa negra del sueño
interceptando el hilo de las uvas terrestres
con la puntualidad de un tren descabellado
que sombra y piedras frías sin cesar arrastrara.

Por eso, amor, amárrame el movimiento puro,
a la tenacidad que en tu pecho golpea
con las alas de un cisne sumergido,

para que a las preguntas estrelladas del cielo
responda nuestro sueño con una sola llave,
con una sola puerta cerrada por la sombra.



LXXX


De viajes y dolores yo regresé, amor mío,
a tu voz, a tu mano volando en la guitarra,
al fuego que interrumpe con besos el otoño,
a la circulación de la noche en el cielo.

Para todos los hombres pido pan y reinado,
pido tierra para el labrador sin ventura,
que nadie espere tregua de mi sangre o mi canto.
Pero a tu amor no puedo renunciar sin morirme.

Por eso toca el vals de la serena luna,
la barcarola en el agua de la guitarra
hasta que se doblegue mi cabeza soñando:

que todos los desvelos de mi vida tejieron
esta enramada en donde tu mano vive y vuela
custodiando la noche del viajero dormido.



LXXXI


Ya eres mía. Reposa con tu sueño en mi sueño.
Amor, dolor, trabajos, deben dormir ahora.
Gira la noche sobre sus invisibles ruedas
y junto a mí eres pura como el ámbar dormido.

Ninguna más, amor, dormirá con mis sueños.
Irás, iremos juntos por las aguas del tiempo.
Ninguna viajará por la sombra conmigo,
sólo tú, siempreviva, siempre sol, siempre luna.

Ya tus manos abrieron los puños delicados
y dejaron caer suaves signos sin rumbo,
tus ojos se cerraron como dos alas grises,

mientras yo sigo el agua que llevas y me lleva:
la noche, el mundo, el viento devanan su destino,
y ya no soy sin ti sino sólo tu sueño.



LXXXII


Amor mío, al cerrar esta puerta nocturna
te pido, amor, un viaje por oscuro recinto:
cierra tus sueños, entra con tu cielo en mis ojos,
extiéndete en mi sangre como en un ancho río.

Adiós, adiós, cruel claridad que fue cayendo
en el saco de cada día del pasado,
adiós a cada rayo de reloj o naranja,
salud oh sombra, intermitente compañera!

En esta nave o agua o muerte o nueva vida,
una vez más unidos, dormidos, resurrectos,
somos el matrimonio de la noche en la sangre.

No sé quién vive o muere, quién reposa o despierta,
pero es tu corazón el que reparte
en mi pecho los dones de la aurora.



LXXXIII


Es bueno, amor, sentirte cerca de mí en la noche,
invisible en tu sueño, seriamente nocturna,
mientras yo desenredo mis preocupaciones
como si fueran redes confundidas.
Ausente, por los sueños tu corazón navega,
pero tu cuerpo así abandonado respira
buscándome sin verme, completando mi sueño
como una planta que se duplica en la sombra.
Erguida, serás otra que vivirá mañana,
pero de las fronteras perdidas en la noche,
de este ser y no ser en que nos encontramos
algo queda acercándonos en la luz de la vida
como si el sello de la sombra señalara
con fuego sus secretas criaturas.



LXXXIV


Una vez más, amor, la red del día extingue
trabajos, ruedas, fuegos, estertores, adioses,
y a la noche entregamos el trigo vacilante
que el mediodía obtuvo de la luz y la tierra.

Sólo la luna en medio de su página pura
sostiene las columnas del estuario del cielo,
la habitación adopta la lentitud del oro
y van y van tus manos preparando la noche.

Oh amor, oh noche, oh cúpula cerrada por un río
de impenetrables aguas en la sombra del cielo
que destaca y sumerge sus uvas tempestuosas,

hasta que sólo somos un solo espacio oscuro,
una copa en que cae la ceniza celeste,
una gota en el pulso de un lento y largo río.



LXXXV


Del mar hacia las calles corre la vaga niebla
como el vapor de un buey enterrado en el frío,
y largas lenguas de agua se acumulan cubriendo
el mes que a nuestras vidas prometió ser celeste.

Adelantado otoño, panal silbante de hojas,
cuando sobre los pueblos palpita tu estandarte
cantan mujeres locas despidiendo a los ríos,
los caballos relinchan hacia la Patagonia.

Hay una enredadera vespertina en tu rostro
que crece silenciosa por el amor llevada
hasta las herraduras crepitantes del cielo.

Me inclino sobre el fuego de tu cuerpo nocturno
y no sólo tus senos amo sino el otoño
que esparce por la niebla su sangre ultramarina.



LXXXVI


Oh Cruz del Sur, oh trébol de fósforo fragante,
con cuatro besos hoy penetró tu hermosura
y atravesó la sombra y mi sombrero:
la luna iba redonda por el frío.

Entonces con mi amor, con mi amada, oh diamantes
de escarcha azul, serenidad del cielo,
espejo, apareciste y se llenó la noche
con tus cuatro bodegas temblorosas de vino.

Oh palpitante plata de pez pulido y puro,
cruz verde, perejil de la sombra radiante,
luciérnaga a la unidad del cielo condenada,

descansa en mí, cerremos tus ojos y los míos.
Por un minuto duerme con la noche del hombre.
Enciende en mí tus cuatro números constelados.



LXXXVII


Las tres aves del mar, tres rayos, tres tijeras
cruzaron por el cielo frío hacia Antofagasta,
por eso quedó el aire tembloroso,
todo tembló como bandera herida.

Soledad, dame el signo de tu incesante origen,
el apenas camino de los pájaros crueles,
y la palpitación que sin duda precede
a la miel, a la música, al mar, al nacimiento.

(Soledad sostenida por un constante rostro
como una grave flor sin cesar extendida
hasta abarcar la pura muchedumbre del cielo.)

Volaban alas frías del mar, del Archipiélago,
hacia la arena del Noroeste de Chile.
Y la noche cerró su celeste cerrojo.



LXXXVIII


El mes de Marzo vuelve con su luz escondida
y se deslizan peces inmensos por el cielo,
vago vapor terrestre progresa sigiloso,
una por una caen al silencio las cosas.

Por suerte en esta crisis de atmósfera errabunda
reuniste las vidas del mar con las del fuego,
el movimiento gris de la nave de invierno,
la forma que el amor imprimió a la guitarra.

Oh amor, rosa mojada por sirenas y espumas,
fuego que baila y sube la invisible escalera
y despierta en el túnel del insomnio a la sangre

para que se consuman las olas en el cielo,
olvide el mar sus bienes y leones
y caiga el mundo adentro de las redes oscuras.



LXXXIX


Cuando yo muera quiero tus manos en mis ojos:
quiero la luz y el trigo de tus manos amadas
pasar una vez más sobre mí su frescura:
sentir la suavidad que cambió mi destino.

Quiero que vivas mientras yo, dormido, te espero,
quiero que tus oídos sigan oyendo el viento,
que huelas el aroma del mar que amamos juntos
y que sigas pisando la arena que pisamos.

Quiero que lo que amo siga vivo
y a ti te amé y canté sobre todas las cosas,
por eso sigue tú floreciendo, florida,

para que alcances todo lo que mi amor te ordena,
para que se pasee mi sombra por tu pelo,
para que así conozcan la razón de mi canto.



XC


Pensé morir, sentí de cerca el frío,
y de cuanto viví sólo a ti te dejaba:
tu boca eran mi día y mi noche terrestres
y tu piel la república fundada por mis besos.

En ese instante se terminaron los libros,
la amistad, los tesoros sin tregua acumulados,
la casa transparente que tú y yo construimos:
todo dejó de ser, menos tus ojos.

Porque el amor, mientras la vida nos acosa,
es simplemente una ola alta sobre las olas,
pero ay cuando la muerte viene a tocar a la puerta

hay sólo tu mirada para tanto vacío,
sólo tu claridad para no seguir siendo,
sólo tu amor para cerrar la sombra.



XCI


La edad nos cubre como la llovizna,
interminable y árido es el tiempo,
una pluma de sal toca tu rostro,
una gotera carcomió mi traje:

el tiempo no distingue entre mis manos
o un vuelo de naranjas en las tuyas:
pica con nieve y azadón la vida:
la vida tuya que es la vida mía.

La vida mía que te di se llena
de años, como el volumen de un racimo.
Regresarán las uvas a la tierra.

Y aún allá abajo el tiempo sigue siendo,
esperando, lloviendo sobre el polvo,
ávido de borrar hasta la ausencia.



ZCII


Amor mío, si muero y tú no mueres,
no demos al dolor más territorio:
amor mío, si mueres y no muero,
no hay extensión como la que vivimos.

Polvo en el trigo, arena en las arenas
el tiempo, el agua errante, el viento vago
nos llevó como grano navegante.
Pudimos no encontrarnos en el tiempo.

Esta pradera en que nos encontramos,
oh pequeño infinito! devolvemos.
Pero este amor, amor, no ha terminado,

y así como no tuvo nacimiento
no tiene muerte, es como un largo río,
sólo cambia de tierras y de labios.



XCIII


Si alguna vez tu pecho se detiene,
si algo deja de andar ardiendo por tus venas,
si tu voz en tu boca se va sin ser palabra,
si tus manos se olvidan de volar y se duermen,

Matilde, amor, deja tus labios entreabiertos
porque ese último beso debe durar conmigo,
debe quedar inmóvil para siempre en tu boca
para que así también me acompañe en mi muerte.

Me moriré besando tu loca boca fría,
abrazando el racimo perdido de tu cuerpo,
y buscando la luz de tus ojos cerrados.

Y así cuando la tierra reciba nuestro abrazo
iremos confundidos en una sola muerte
a vivir para siempre la eternidad de un beso.



XCIV


Si muero sobrevíveme con tanta fuerza pura
que despiertes la furia del pálido y del frío,
de sur a sur levanta tus ojos indelebles,
de sol a sol que suene tu boca de guitarra.

No quiero que vacilen tu risa ni tus pasos,
no quiero que se muera mi herencia de alegría,
no llames a mi pecho, estoy ausente.
Vive en mi ausencia como en una casa.

Es una casa tan grande la ausencia
que pasarás en ella a través de los muros
y colgarás los cuadros en el aire.

Es una casa tan transparente la ausencia
que yo sin vida te veré vivir
y si sufres, mi amor, me moriré otra vez.



XCV


Quiénes se amaron como nosotros? Busquemos
las antiguas cenizas del corazón quemado
y allí que caigan uno por uno nuestros besos
hasta que resucite la flor deshabitada.

Amemos el amor que consumió su fruto
y descendió a la tierra con rostro y poderío:
tú y yo somos la luz que continúa,
su inquebrantable espiga delicada.

Al amor sepultado por tanto tiempo frío,
por nieve y primavera, por olvido y otoño,
acerquemos la luz de una nueva manzana,

de la frescura abierta por una nueva herida,
como el amor antiguo que camina en silencio
por una eternidad de bocas enterradas.



XCVI


Pienso, esta época en que tú me amaste
se irá por otra azul sustituida,
será otra piel sobre los mismos huesos,
otros ojos verán la primavera.

Nadie de los que ataron esta hora,
de los que conversaron con el humo,
gobiernos, traficantes, transeúntes,
continuarán moviéndose en sus hilos.

Se irán los crueles dioses con anteojos,
los peludos carnívoros con libro,
los pulgones y los pipipasseyros.

Y cuando esté recién lavado el mundo
nacerán otros ojos en el agua
y crecerá sin lágrimas el trigo.



XCVII


Hay que volar en este tiempo, a dónde?
Sin alas, sin avión, volar sin duda:
ya los pasos pasaron sin remedio,
no elevaron los pies del pasajero.

Hay que volar a cada instante como
las águilas, las moscas y los días,
hay que vencer los ojos de Saturno
y establecer allí nuevas campanas.

Ya no bastan zapatos ni caminos,
ya no sirve la tierra a los errantes,
ya cruzaron la noche las raíces,

y tú aparecerás en otra estrella
determinadamente transitoria
convertida por fin en amapola.



XCVIII


Y esta palabra, este papel escrito
por las mil manos de una sola mano,
no queda en ti, no sirve para sueños,
cae a la tierra: allí se continúa.

No importa que la luz o la alabanza
se derramen y salgan de la copa
si fueron un tenaz temblor del vino,
si se tiñó tu boca de amaranto.

No quiere más la sílaba tardía,
lo que trae y retrae el arrecife
de mis recuerdos, la irritada espuma,

no quiere más sino escribir tu nombre.
Y aunque lo calle mi sombrío amor
más tarde lo dirá la primavera.



XCIX


Otros días vendrán, será entendido
el silencio de plantas y planetas
y cuántas cosas puras pasarán!
Tendrán olor a luna los violines!

El pan será tal vez como tú eres:
tendrá tu voz, tu condición de trigo,
y hablarán otras cosas con tu voz:
los caballos perdidos del Otoño.

Aunque no sea como está dispuesto
el amor llenará grandes barricas
como la antigua miel de los pastores,

y tú en el polvo de mi corazón
(en donde habrán inmensos almacenes)
irás y volverás entre sandías.



C


En medio de la tierra apartaré
las esmeraldas para divisarte
y tú estarás copiando las espigas
con una pluma de agua mensajera.

Qué mundo! Qué profundo perejil!
Qué nave navegando en la dulzura!
Y tú tal vez y yo tal vez topacio!
Ya no habrá división en las campanas.

Ya no habrá sino todo el aire libre,
las manzanas llevadas por el viento,
el suculento libro en la enramada,

y allí donde respiran los claveles
fundaremos un traje que resista
la eternidad de un beso victorioso.

Pablo Neruda