Sunday, August 28, 2005

JOE COCKER



You are so beautiful
To me
You are so beautiful
To me
Can't you see

You're everything I hoped for
You're everything I need
You are so beautiful to me
You are so beautiful to me

You are so beautiful
To me
Can't you see
You're everything I hoped for
You're every, everything I need
You are so beautiful to me

Friday, August 26, 2005

AMOR QUE DUELE



Sáquese despacio ese amor que le duele al respirar. Sacúdalo un poco para que despierte. Lávelo con cuidado, que no quede ni una sola impureza. Limpio y oloroso proceda a doblarlo tantas veces como sea necesario para tener el tamaño de la uña del dedo gordo del pie derecho. Espere el paso de una hormiga, ser noble y generoso, y pásele la pesada carga. Ella lo llevara a guardar en alguna profunda caverna. Hecho esto, vaya y rellene, por enésima vez, la pipa de tabaco frente al mar de oriente. El olvido llegará conforme se termine el tabaco y el mar se acerque a usted.
Si quiere recuperar ese amor que ahora olvida, basta escribir una larga carta hablando de viajes desconocidos, hidras, molinos de viento, oficinas y otros monstruos igualmente terribles. A vuelta de correo tendra su amor tal y como lo envió, acaso con un poco de polvo y sueño en la cubierta…

Subcomandante Marcos


(Texto sacado de la Cajonera de mi amiga Gloria, quien lo guardó escrupulosa y amorosamente desde 1995...)

When a man loves a woman



When a man loves a woman
Can't keep his mind on nothing else
He'd trade the world for the good thing he's found

If she is bad, he can't see it
She can do no wrong
Turn his back on his best friend if he put her down

When a man loves a woman
He'll spend his very last dime
Tryin' to hold on to what he needs

He'd give up all his comforts
And sleep out in the rain
If she said that's the way it ought to be

Well, this man loves you, woman
I gave you everything I have
Tryin' to hold on to your precious love
Baby, please don't treat me bad

When a man loves a woman
Down deep in his soul
She can bring him such misery

If she is playin' him for a fool
He's the last one to know
Lovin' eyes can never see

When a man loves a woman
He can do her no wrong
He can never hug some other girl

Yes, when a man loves a woman
I know exactly how he feels
'Cause baby, baby, I'm a man

When a man loves a woman.…

Percy Sledge

Wednesday, August 24, 2005

Tuesday, August 23, 2005

CACHO



Cacho pegó un buen camión
es de un tano de San Justo,
Cacho empezó sin dormir,
ese día,
con envases a Bahía.
.
Me encanta este camión
es un Scania al fin se me dio
después de caranchar oncecatorces
la taba de la vida de este lado se posó.
.
Cacho, paró en Pringles viniendo de vuelta
como hubo poco gasto le quedó una moneda
parrilla, un toque de tinto y las ganas
de ver el piringundín
cerca de la tacuarita,
por la tres
a la altura de Atalaya.
.
Arrimando en el playón,
si hay camiones hay confianza,
taqueó de atrás el semi,
por que me quedó en bajada.
.
Y entró…
Y la vio tan frágil que pensó que era mentira
como un dibujo que el diablo, se olvidó
como un alma castigada, que esperaba
la piedad de un hombre joven
y ahí nomás la manoteó.
.
La miró a los ojos, pidiéndole una seña
y ella mostraba sorda, su risa y su dolor
pero algo en el fondo estallo en mil pedazos
cuando se miraron y ella lo besó.
.
Y Cacho sintió, que el cielo se le abría,
sintió tanta ternura o algo le patinó
la agarró de la mano
y cagándose a piñas
la sacó del tugurio
hasta que apareció...
un pelado con un treintaidós
y un viejo con una barreta
y dando la espalda al camión
lo colocó al del bufoso
se desquitó con el viejo
y se choreó la barreta.
.
Y Cacho toca el cielo con las manos
arrancó la pendeja de su vida
vuelve en tiempo y vacío
disfruta como un rey
la maquinita.
.
Me encanta este camión
es un Scania al fin se me dió
la taba de la vida de ese lado se posó
y si el corazón manda
no manda la cabeza
la suerte no existe
si no te movés por ella
la vida te da todo si uno espera
.
el que sabe tomar
la decisión exacta
el que se la juega
es el que se la lleva.
La piba ya le dió una beba
se prende a la teta que es una ternera
el tano lo tomó efectivo
tienen un dúplex en Piedrabuena
y Cacho por fín
se compró un chivo.

ALFREDO CASERO


Friday, August 19, 2005

CANCION DE CUNA PARA LIS



Este era un conejo
que no se dormía
de noche esperaba
que llegara el día.

Su abuela coneja
le cantaba así
conejo ya es hora
de ir a dormir.

Si cerrás los ojos
brotará en tu almohada
una zanahoria
muy anaranjada.

Y cuando despiertes
y no esté la luna
verás la sorpresa
que creció en la cuna.

Este era un conejo
que no se dormía
de noche esperaba
que llegara el día.

Pero de repente
se acabó la historia
y el conejo sueña
con la zanahoria.

Sueña como sueñan
los conejos nietos:
con las dos orejas
y el bigote, quietos.

Sueña como sueñan
todos los conejos
con la abuela cerca
y los miedos lejos.

(Canción de cuna para Iara, de Silvia Schujer)


Thursday, August 18, 2005

Villanos





Mi pobre corazón



Mi maltrecho corazón
Mil batallas resistió
Por tratar de encontrar
Otro corazón igual

Pero no podrá aguantar
ni una sola herida más
Demasiado ya sufrió
Por estar mejor

No me rompas el corazón ...
Es tan frágil, cuidalo por favor
No me rompas el corazón, mi pobre corazón

Lo quisieron arrancar
y lo hicieron arrastrar
cada vez que se jugó
mal herido terminó

Pero no podrá aguantar
ni una sola herida más
Se perdió y se hundió
y sobrevivió

No me rompas el corazón
Es tan frágil, cuidalo por favor
No me rompas el corazón
Mi pobre corazón

Pero no podrá aguantar otra herida más

No me rompas el corazón ...
Es tán frágil cuidalo por favor
No me rompas el corazón
Mi pobre corazón

Friday, August 12, 2005

Chamamé



PUENTE PEXOA


¿Te acordás, mi chinita,
del puente Pexoa donde te besé?...
Que extasiada en mis labios
tu me repetías:”No te olvidaré”...

Tardecita de sol
fiel testigo de amor.
En el puente Pexoa,
querida del alma
no existió el dolor.

Y ese largo camino
que hoy el destino
de ti me alejó.
No podrá la distancia
vencer a las ansias
de unirnos tu y yo.

Entonces cantaré,
nochecitas de amor,
a ese cielo divino,
cielo corentino
que nos cobijó.

¿Como estará,
en la ensenada el viejo ceibal
los jazmineros y orquideas en flor
a quién cantó dulcemente el zorzal?

Quiero volver
a contemplarme en tus ojos cambá
y que me beses como te besé
bajo la sombra del jacarandá.

Thursday, August 11, 2005

Poetas de Uruguay



TE QUIERO

Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola

te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente vive feliz
aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho mas que dos

M. Benedetti

BUENOS AIRES...



QUIERO CREER QUE ESTOY VOLVIENDO


Vuelvo
quiero creer que estoy volviendo
con mi peor y mi mejor historia
conozco este camino de memoria
pero igual me sorprendo

hay tanto siempre que no llega nunca
tanta osadía tanta paz dispersa
tanta luz que era sombra y viceversa
y tanta vida trunca

vuelvo y pido perdón por la tardanza
se debe a que hice muchos borradores
me quedan dos o tres viejos rencores
y sólo una confianza

reparto mi experiencia a domicilio
y cada abrazo es una recompensa
pero me queda
y no siento vergüenza
nostalgia del exilio

en qué momento consiguió la gente
abrir de nuevo lo que no se olvida
la madriguera linda que es la vida
culpable o inocente

vuelvo y se distribuyen mi jornada
las manos que recobro y las que dejo
vuelvo a tener un rostro en el espejo
y encuentro mi mirada

propios y ajenos vienen en mi ayuda
preguntan las preguntas que uno sueña
cruzo silbando por el santo y seña
y el puente de la duda

me fui menos mortal de lo que vengo
ustedes estuvieron / yo no estuve
por eso en este cielo hay una nube
y es todo lo que tengo

tira y afloja entre lo que se añora
y el fuego propio y la ceniza ajena
y el entusiasmo pobre y la condena
que no nos sirve ahora

vuelvo de buen talante y buena gana
se fueron las arrugas de mi ceño
por fin puedo creer en lo que sueño
estoy en mi ventana

nosotros mantuvimos nuestras voces
ustedes van curando sus heridas
empiezo a comprender las bienvenidas
mejor que los adioses

vuelvo con la esperanza abrumadora
y los fantasmas que llevé conmigo
y el arrabal de todos y el amigo
que estaba y no está ahora

todos estamos rotos pero enteros
diezmados por perdones y resabios
un poco más gastados y más sabios
más viejos y sinceros

vuelvo sin duelo y ha llovido tanto
en mi ausencia en mis calles en mi mundo
que me pierdo en los nombres y confundo
la lluvia con el llanto

vuelvo
quiero creer que estoy volviendo
con mi peor y mi mejor historia
conozco este camino de memoria
pero igual me sorprendo.

Mario Benedetti

Poets from CAMBRIDGE, MASSACHUSETTS



love is a place
& through this place of
love move
(with brightness of peace)
all places

yes is a world
& in this world of
yes live
(skilfully curled)
all worlds

e.e. cummings

Saturday, August 06, 2005

Odysseas Elytis



El monograma


Es temprano todavía en este mundo, me oyes
No han sido domesticado los monstruos, me oyes
Mi sangre perdida y el aguzado, me oyes
Puñal
Que corre como carnero por los cielos
Y quiebra las ramas de las estrellas, me oyes
Soy yo, me oyes
Te amo, me oyes…
Enormes lianas y lava de volcanes…
Mis amargos guijarros cuento, me oyes…
Y las campanas abren en lo alto, me oyes
Un hondo pasaje que permita mi paso
Aguardan los ángeles con cirios y fúnebres salmos
No voy a ninguna parte, me oyes
O ninguno o los dos juntos, me oyes
Esta flor de la tormenta y, me oyes…
Y ningún jardinero tuvo la dicha en otros tiempos
Después de tanto invierno y tantos vientos fríos,
me oyes
Que nazca una flor, sólo nosotros, me oyes
Levantamos toda una isla, me oyes
Con grutas y cabos y acantilados florecidos
Oye, oye
Quién habla a las aguas y quién llora –¿oyes?
Quién busca al otro, quién grita –¿oyes?
Soy yo que grito, soy yo que lloro, me oyes
Te amo, te amo, me oyes.

Thursday, August 04, 2005

e.e. cummings




i like my body when it is with your
body. It is so quite a new thing.
Muscles better and nerves more.
i like your body. i like what it does,
i like its hows. i like to feel the spine
of your body and its bones, and the trembling
-firm-smooth ness and which i will
again and again and again
kiss, i like kissing this and that of you,
i like,, slowly stroking the, shocking fuzz
of your electric fur, and what-is-it comes
over parting flesh . . . . And eyes big Love-crumbs,

and possibly i like the thrill

of under me you quite so new

Pablo Neruda




POEMA VEINTE


PUEDO escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: " La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos".
El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como pasto el rocío.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.
Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

DECIR TE AMO - TO SAY I LOVE YOU



Albanés:
Te dua
Alemán:
Ich liebe Dich
Árabe:Ana Behebek (Chico a chica) / Ana Behebak (Chica a chico)
Armenio: Yes kez si'rumem
Búlgaro: Obicham te
Catalán: T'estimo
Cheyenne: Ne mohotatse
Chino: Goa ai li (Amoy)
Ngo oi ney (Cantones)
Wa ai lu (Hokkien)
Wo ai ni (Mandarin)
Wo ie ni ( " )
Wuo ai nee ( " )
Wo ay ni ( " )
Wo ai ni (Putunghua)
Ngo ai nong (Wu)
Coreano:Dangsinul saranghee yo
Creol:Mi aime jou
Danés: Jeg elsker dig
Español: Te amo, te quiero
Esperanto: Mi amas vin
Esquimal: Nagligivaget
Etíope: Afgreki'
Euskera: Maite zaitut
Filipino: Mahal kita
Francés: Je t'aime
Gaelic: Ta gra agam ort
Griego: S'apayo
Hawaiian: Aloha i'a au oe
Hebreo: Ani o'have otach (Chico a chica)/ Ani o'he'vet ot'cha (Chica a chico)
Holandés: Ik houd van jou
Húngaro: Szeretlek
Inglés: I love you
Irlandés: Taim i' ngra leat
Italiano: Ti amo
Japonés: Kimi o ai shiteru
Latín: Vos amo
Libanés: Bahibak
Lituano: Tave myliu
Noruego: Jeg elsker deg (Bokmaal)
Eg elskar deg (Nynorsk)/ Jeg elsker deg (Riksmaal)
Portugués: Amo
Quichua: Ñuca yaquirini
Rumano: Te iubesc
Ruso: Ya vas liubliu
Sioux: Techihhila
Sueco: Jag a"lskar dig
Vietnamita: Anh ye^u em (hombre a la mujer) / Em ye^u anh (la mujer al hombre)
Yugoslavo: Volim te

Carilda Oliver Labra



DISCURSO DE EVA


Hoy te saludo brutalmente:
con un golpe de tos
o una patada.
¿Dónde te metes,
a dónde huyes con tu caja loca
de corazones,
con el reguero de pólvora que tienes?
¿Dónde vives:
en la fosa en que caen todos los sueños
o en esa telaraña donde cuelgan
los huérfanos de padre?

Te extraño,
¿sabes?
como a mí misma
o a los milagros que no pasan.
Te extraño,
¿sabes?
Quisiera persuadirte no sé de qué alegría,
de qué cosa imprudente.

¿Cuándo vas a venir?
Tengo una prisa por jugar a nada,
por decirte: «mi vida»
y que los truenos nos humillen
y las naranjas palidezcan en tu mano.
Tengo unas ganas locas de mirarte al fondo
y hallar velos
y humo,
que, al fin, parece en llama.

De verdad que te quiero,
pero inocentemente,
como la bruja clara donde pienso.
De verdad que no te quiero,
pero inocentemente,
como el ángel embaucado que soy.
Te quiero,
no te quiero.
Sortearemos estas palabras
y una que triunfe será la mentirosa.
Amor...
( ¿Qué digo? estoy equivocada,
aquí quise decir que ya te odio. )
¿Por qué no vienes?
¿Cómo es posible
que me dejes pasar sin compromiso con el fuego?
¿Cómo es posible que seas austral
y paranoico
y renuncies a mí?

Estarás leyendo los periódicos
o cruzando
por la muerte
y la vida.
Estarás con tus problemas de acústica y de ingle,
inerte,
desgraciado,
entreteniéndote en una aspiración del luto.
Y yo que te deshielo,
que te insulto,
que te traigo un jacinto desplomado;
yo que te apruebo la melancolía;
yo que te convoco
a las sales del cielo,
yo que te zurzo:
¿qué?
¿Cuándo vas a matarme a salivazos,
héroe?
¿Cuándo vas a molerme otra vez bajo la lluvia?
¿Cuándo?
¿Cuándo vas a llamarme pajarito
y puta?
¿Cuándo vas a maldecirme?
¿Cuándo?
Mira que pasa el tiempo,
el tiempo,
el tiempo, I
y ya no se me aparecen ni los duendes,
y ya no entiendo los paraguas,
y cada vez soy más sincera,
augusta...

Si te demoras,
si se te hace un nudo y no me encuentras,
vas a quedarte ciego;
si no vuelves ahora: infame, imbécil, torpe, idiota,
voy a llamarme nunca.

Ayer soñé que mientras nos besábamos
había sonado un tiro
y que ninguno de los dos soltamos la esperanza.
Este es un amor
de nadie;
lo encontramos perdido,
náufrago,
en la calle.
Entre tú y yo lo recogimos para ampararlo.
Por eso, cuando nos mordemos,
de noche,
tengo como un miedo de madre a quien dejaste sola.
Pero no importa,
bésame,
otra vez y otra vez
para encontrarme.
Ajústate a mi cintura,
vuelve;
sé mi animal,
muéveme.
Destilaré la vida que me sobra,
los niños condenados.
Dormiremos como homicidas que se salvan
atados por una flor incomparable.
Ya la mañana siguiente cuando cante el gallo
seremos la naturaleza
y me pareceré a tus hijos en la cama.

Vuelve, vuelve.
Atraviésame a rayos.
Hazme otra vez una llave turca.
Pondremos el tocadiscos para sIempre.
Ven con tu nuca de infiel,
con tu pedrada.
Júrame que no estoy muerta.
Te prometo, amor mío, la manzana.